Vivienda y Planificación

Vivienda y Planificación

El Secretario General de la ONU resaltó hoy la importancia de una buena planificación de los entornos urbanos para impulsar el desarrollo.

El titular de la ONU resaltó que la mitad de la población vive en centros urbanos y que a mediados de este siglo se prevé que más de dos tercios de la Humanidad residirá en ciudades. Casi la mitad de ese crecimiento se concentrará en países en desarrollo.

“La urbanización nos afecta a todos”, subrayó Ban y agregó que las áreas urbanas están en el núcleo de muchos retos, oportunidades y promesas.

“Este proceso preparatorio hacia Habitat III es un excelente foro para unir a la comunidad global, mediante un intercambio de diálogos sobre el progreso conseguido desde Habitat II en 1996 y la reunión de Estambul + 5 en 2001, y acerca de los retos y oportunidades que tenemos por delante”, declaró Ban.

Señaló además que las Naciones Unidas deben continuar promoviendo un desarrollo urbano equitativo en los asentamientos urbanos, los pueblos, las ciudades y los países.

Pero nuestra realidad en Perú dista mucho de mejorar y solo empeora día a día

LA URGENTE DEMANDA DE REINVENTAR LA PLANIFICACIÓN DE LA VIVIENDA

Formada por las realidades de las estructuras socioeconómicas locales, la vivienda es una parte esencial de la planificación urbana. Durante el último siglo, el mercado global de la vivienda no se ha expandido suficientemente rápido como para satisfacer la creciente demanda que resulta en una desesperada escasez de viviendas en la mayoría de las ciudades del mundo. A su vez, la cada vez mayor brecha de asequibilidad de la vivienda hace necesario reconsiderar la responsabilidad pública y el interés en la planificación de la vivienda. Además, factores como el aumento de la desigualdad de ingresos; legado de la ciudad modernista autocéntrica, dividida en zonas y extendida; las cambiantes estructuras familiares; el comportamiento especulativo y el uso ineficiente de los recursos de la tierra están agravando los aspectos físicos y sociales del problema. Además, los arquitectos planean una proporción mínima de las viviendas en todo el mundo y la mayoría del mercado inmobiliario se desarrolla de manera informal, fuera del marco normativo en una situación de infraestructura deteriorada. Sin embargo, los dispositivos convencionales de limpieza a gran escala y desplazamiento de barrios destinados a abordar este problema, tienen un efecto adverso y, en última instancia, crean entornos inhabitables. Se requerirá un enorme esfuerzo de los sectores públicos y privados junto con la sociedad civil para aumentar drásticamente el número de unidades de vivienda y al mismo tiempo crear un entorno habitable e inclusivo.

Para fomentar la asequibilidad y la calidad como principios centrales para el desarrollo de la vivienda, las ciudades también deben establecer nuevas políticas, crear nuevas tácticas para subsidiar viviendas, construir marcos de decisiones hacia la inclusión, el uso mixto y la sostenibilidad.

Vancouver, por ejemplo, está forjando un camino hacia el suministro exitoso de viviendas para personas de todos los niveles de ingresos, edades y grupos demográficos utilizando instrumentos como «bonificación por densidad» y «densidad estratégica». Otras prioridades para el desarrollo urbano deberían ser la introducción de nuevas construcciones de forma gradual en lugar de cataclísmicamente, alentando el desarrollo orientado al tránsito y los paisajes urbanos propicios a los peatones.

http://www3.vivienda.gob.pe/dgprvu/direccionurbdu_plan.html

Comentarios