conocenos

PARTIDO

El Partido Animalista Peruano es un partido político peruano el cual tiene sus inicios de formación el 31 de diciembre de 2014, donde comienza su estructura de conformación, iniciando formalmente su inscripción y registro en las Entidades del Estado Peruano el 2020, Es el único partido político en el Perú con actividad ANIMALISTA, AMBIENTALISTA y en defensa de una verdadera JUSTICIA SOCIAL Pues debemos partir de una concepción integradora de los valores que nos definen como humanos, que nos dignifica como tales. Porque, si realmente lo somos, nos preocupamos por todos, por nosotros y por quienes dependen de nosotros.

INICIOS

El partido en sí tuvo su inicio en el 2014 comenzando como una organización de rescate y protección de animales de las calles, de la cual queda la organización Huella Familiar como base, con lo que se había iniciado esta labor y proyecto para darle voz y representación política a los menos favorecidos (Los Animales, El Medio Ambiente y Las Poblaciones Vulnerables desde una Justicia Social) mirando siempre que las normas se generan desde la Presidencia del Perú y el Congreso de la Republica, con lo cual marca un hito en la política peruana con la implementación del Primer #PartidoAnimalistaPeruano.

Durante los siguientes años, se fueron creando distintas organizaciones animalistas, ambientalistas, de lucha para la justicia social, etc, Pero todas siempre en su vereda y separadas del mismo objetivo que las crea, por tal motivo se retoma el proyecto del Partido Animalista Peruano, el cual viene tomando mayor notoriedad se esta consolidando dentro de la política peruana como el único partido animalista que abraza dentro de su Ideología a los Animales, el Medio Ambiente y la Justicia Social, El PAniP ocupaba el espacio de centro democrático.

NOSOTROS

El Partido Animalista Peruano

Surge por la preocupación y necesidad de personas agrupadas bajo la idea de buscar el bien común, buscando la defensa de los animales, humanos y medio ambiente de nuestro territorio nacional en busca de la democracia, formalizar nuestra actividad política en la búsqueda de crear nuevos caminos de inclusión de todos los habitantes de nuestro país, generando conciencia ecológica y animalista, como respuesta a la indiferencia del sistema ante la constante agresión a nuestra naturaleza y el maltrato animal, como a los injustos privilegios que ostentan los cargos políticos, el libertinaje delincuencial y la constante omisión a nuestra legislación.

Nuestro país pasa por un momento de decadencia económica, política, jurídica y moral; en resumidas cuentas, enfrentamos una crisis social y ecológica sin precedentes. Con un gobierno agotado, sin propuestas reales para mejorar, con una estructura económica rígida que sólo asegura más y más desempleo, y una mala gestión del dinero público y una política de endeudamiento sin previsión a largo plazo, la actual administración hoy en su último año nos deja un Estado pesado, burocrático, ineficaz, costoso, plagado de jerarcas corruptos y medidas violatorias de nuestra Constitución la cual se suma a una precariedad de unos aprox 30 años en la que duerme profundamente el País.

Sumado los graves problemas económicos que atraviesa el país, que recaen pesadamente sobre su población, el ciudadano común atraviesa un problema mayor aún, la inseguridad: la preocupación por su vida, su regreso cada día al hogar, mientras el delito crece de forma permanente, el Estado no demuestra voluntad ni estrategias concretas para brindar seguridad.

Sus políticas en materia de crecimiento, mientras cada vez más pequeñas y medianas empresas y productores rurales se funden, están destinadas a atraer inversiones totalmente desventajosas para el país, que generan poco empleo, bajo contratos leoninos e ilegales, con proyectos contaminantes y comprometiendo gravemente la soberanía del país pero, por sobre todo, la calidad de nuestro principal recurso natural, nuestro líquido vital: el agua. La decadencia social profundizada enormemente por los últimos gobiernos de turno nos ha llevado al aumento generalizado de la violencia, y con esta, se ven perjudicados todos los peruanos, transversalmente a edades y clases sociales.

La percepción de los animales como objetos y no como seres sintientes, los convierte en los seres más vulnerables en la cadena de la violencia, porque al desconocerse su capacidad de sentir, se ejerce sobre ellos la barbarie sin existir una normativa que los ampare. Nuestro partido sostiene firmemente la idea de que la empatía para con los animales es un indicador de la capacidad de integración y cohesión para con el resto de la sociedad, y también en ese entendimiento, defendemos el desarrollo de la empatía, hacia todas las manifestaciones de vida, pues esto nos hará crecer como personas, posibilitará que entre todos construyamos un país mejor, y eso solo será posible con una educación y sensibilización al respecto, desde la primera infancia, que posibilite ese cambio de visión tan necesario.

Por eso, para revitalizar el Perú, debemos devolvernos a la senda del desarrollo sostenible, el respeto a la Constitución, el orden y la cohesión social, la seguridad ciudadana, sensibilizar a la población y nuestras futuras generaciones, acerca del respeto al medio ambiente, y respeto por la vida animal en todas sus manifestaciones.

NUESTRO COMPROMISO

Contamos con más de diez años de experiencia en campañas nacionales de protección animal. Estamos comprometidos a salvar al mayor número de animales y a conseguir avances a gran escala que reduzcan su sufrimiento en las calles y granjas industriales. Evaluamos continuamente el impacto de nuestros programas y campañas para ser cada vez más eficientes salvando vidas.

Sumado la protección ambiental su impacto y mejorar las normativas que generen impacto en las poblaciones más vulnerables, personas con discapacidad, agricultores, hombres, mujeres niños, todos por igual.

El bienestar y los derechos de los animales son una especie de añadido para los pocos partidos políticos tradicionales que, según sus manifiestos, están dispuestos a defenderlos. Es todo lo contrario a un problema de primer orden para aquellos políticos que creen que el bienestar animal no es más que un sinsentido que cuesta mucho dinero. En 2010, los representantes de los agricultores en los partidos gubernamentales estaban dispuestos a revertir lo más rápidamente posible todas las medidas relativas al bienestar animal adoptadas en los últimos 20 años.

Los partidos tradicionales que adoptan políticos supuestamente animalistas simplemente dejaron que ocurriese sin protestar. Aunque nuestra ley establece que los animales son seres conscientes con un valor inherente, los animales se han convertido en objetos, con el único propósito de servir el apetito y los objetivos económicos de la gente y el comercio. Esta es la razón por la cual el plan para establecer un partido para los animales fue gestado a finales de 2014 después vino la promulgación Ley N°30407, Pero antes de esta la Ley N°27596 y la Ley N°27265, Las cuales presentan muchos vacíos legales que son aprovechados por la ciudadanía y las diferentes entidades del estado, La idea era un partido que inicialmente serviría para recordar a los demás partidos sus buenas intenciones, pero hoy vemos necesaria nuestra incursión en el panorama político al ver el análisis estadístico de nuestra realidad en derecho animal y sus vacíos.

¿Cómo se puede avanzar hacia una sociedad realmente justa, cuyo funcionamiento se base en la ética, si no tenemos en cuenta todas las vidas?

¿Cómo podemos decir que buscamos lo mejor para todos si esos todos son sólo unos?

Esa es la principal diferencia entre El Partido Animalista Peruano y los demás partidos políticos Para nosotros los partidos políticos tradicionales lo que entienden por “todos”. La realidad es que, de forma generalizada, para las formaciones políticas “todos” somos sólo los humanos, y aunque ellas se jacten de representar a unos o se acusen de representar solo a otros, hablan siempre de humanos, solo de humanos, es donde debemos marcar la diferencia y “todos” somos Humanos, Animales y Medio Ambiente